La salud es una de las grandes líneas dentro de los proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica (PERTE). La salud de vanguardia (PDF) se refiere al desarrollo de procedimientos innovadores para mejorar la prevención, diagnóstico, tratamiento o rehabilitación de los pacientes de forma personalizada. La finalidad es realizar una transformación del sector salud con acciones en las que la ciencia, la innovación y la digitalización vayan de la mano para afrontar los nuevos retos sanitarios. En total, se prevé una inversión del sector público y privado de 1.469 millones de euros en el periodo 2021 y 2023.

Dentro del plan ocupa un lugar destacado la medicina de precisión: una forma de tratar a los pacientes que incorpora los datos genómicos de las personas y los combina con datos clínicos, radiológicos, de exposición ambiental, hábitos de vida, factores socioeconómicos y otros considerados relevantes para disponer de una información más precisa e integrada del paciente. Esta información basada en datos puede ayudar a la toma de decisiones sobre la salud de un individuo, pero también sobre la salud pública. Este proceso implica la necesidad de desarrollar nuevos biomarcadores, herramientas diagnósticas y predictivas, y soluciones tecnológicas basadas en la ciencia de datos. Para lo que es imprescindible potenciar el conocimiento, la investigación y las empresas del sector.

El PERTE para la salud de vanguardia tiene cuatro objetivos específicos:

  • Posicionar España como país líder en la innovación y desarrollo de terapias avanzadas orientadas a la curación de enfermedades como la diabetes, las enfermedades neurodegenerativas, o el ELA, entre otras.
  • Impulsar la puesta en marcha de medicina personalizada de precisión de forma equitativa, favoreciendo el desarrollo y la creación de empresas competitivas basadas en la generación de conocimiento para impulsar este campo de la medicina.
  • Desarrollar un Sistema Nacional de Salud digital, con una base de datos integrada que permita la recogida, el tratamiento, el análisis y la explotación de los datos procedentes de las distintas fuentes para mejorar la prevención, el diagnóstico, el tratamiento, la rehabilitación y la investigación.
  • Potenciar la atención sanitaria primaria a través de la transformación digital, con la aplicación de tecnología avanzada para todas las actividades que impliquen relación con la ciudadanía y la gestión de los recursos en cualquier punto del país y en todos los ámbitos asistenciales, en condiciones de ciberseguridad.

El PERTE incluye, por ejemplo, acuerdos con las CCAA en el marco de la Estrategia de Salud Digital del Sistema Nacional de Salud, para impulsar la transformación digital de la asistencia sanitaria en atención primaria y comunitaria. También otras acciones como la financiación de proyectos de investigación clínica orientados al desarrollo de medicamentos en el ámbito académico o apoyo a proyectos de innovación industrial y sostenibilidad en el sector farmacéutico y de productos sanitarios.

Este es el tercero de los proyectos estratégicos del Plan de Recuperación Transformación y Resiliecia que ha sido anunciado.

Estado > Aprobado

Más información:

Documentos: